Suplico otra oración, hoy. Por mi primer jefe, Paco, que admiro y quiero. Su hijo Marcos ha fallecido. Era seminarista desde hace 2 semanas.